[

Prueba para detectar problemas de conducta alimentaria

  • Indicada para adolescentes a partir de 10 años con sospecha de problemas de conducta alimentaria (anorexia, bulimia).
  • Útil para orientar intervención y prevenir trastornos de conducta alimentaria en adolescentes en riesgo.