[

Prueba de detección de problemas emocionales y de comportamiento

  • Detecta problemas de conducta interiorizados y exteriorizados: depresión , ansiedad, hiperactividad, impulsividad, conducta desafiante, consumo de sustancias, problemas de conducta alimentaria, problemas de aprendizaje…)
  • Detecta problemas contextuales con la familia, escuela y compañeros.
  • Dirigida a niños a partir de 3 años y adolescentes hasta 18 años.